fbpx

Tus películas mentales perjudican a tu salud y a tu bienestar

Este es un post de invitada escrito por María Pilar Sánchez de escuchabiologica.com

Nuestro cuerpo y nuestra mente están conectados, eso ya lo sabes. Y es una suerte que lo sepas porque mucha gente todavía piensa que el dolor, el malestar o las enfermedades que sufren les han llegado por mala suerte o porque “todo les pasa a ellos”. Cuándo quieres responsabilizarte de la vida que vives, te responsabilizas de lo que piensas, de lo que sientes y de lo que haces. No sirve que sólo tomes esa responsabilidad y te felicites cuando los planes salen bien y la vida te sonríe.

Cuando dejas volar tu imaginación y tu mente se posa sobre pensamientos negativos que, por ejemplo, están creando un futuro aterrador, en el que tu vida se empaña de tristeza y desolación ¿estás siendo responsable de lo que piensas?

Cuando tu mente se sienta sobre esas vivencias del pasado llenas de dolor, de rencor o de pesadumbre, ¿estás siendo responsable de tus pensamientos?

Cuando no haces nada por controlar esos pensamientos, ¿estás siendo responsable de tu vida?

Y no es que tengas que bloquear por completo tus viajes a tu pasado o que tu mente no pueda volar sobre futuros hipotéticos (todos tenemos derecho a vivir en nuestro Netflix particular) pero ¿qué pasa cuando esos pensamientos negativos, esas películas mentales que recreas en tu mente están día y noche dando vueltas en tu mente?

Por mucho que lo intentes, los pensamientos negativos nunca van a ir acompañados de sentimientos y emociones positivas.

Lo pensamientos negativos, se acompañan de sentimientos y emociones negativas y elevan el estrés negativo.

A más estrés negativo, más alarmas se activan en tu biología.

En un estudio elaborado por Cinfasalud se ha constatado que nueve de cada diez españoles han sufrido estrés en el año más reciente, y que cuatro de cada diez lo han sufrido de manera continuada. Es decir, ¡más de doce millones de personas!

Entre los síntomas del estrés más frecuentes se han reseñado el insomnio, los dolores de cabeza y musculares, la fatiga física y problemas emocionales tales como la ansiedad o la depresión.

¿Qué es exactamente el estrés? El estrés es la respuesta de nuestra biología a una situación amenazante interna o externa.

Puedo estar viviendo una situación crítica en el trabajo, por ejemplo, en la que me toca hacer más horas porque mi compañero está de baja y tengo el doble de obligaciones y responsabilidad. La situación amenazante que me mantiene en estrés sería externa en ese caso. Mi cuerpo se tendría que adaptar a más horas de trabajo con más esfuerzo psicológico y físico.

Pero si lo que me preocupa es que no estoy a la altura de hacer esos trabajos, y tengo miedo porque quizás en un futuro puedan salir a la luz los errores en mi gestión, esa situación amenazante es interna. Es decir, se nutre de mis pensamientos que están imaginando situaciones futuras e hipotéticas, lo que es igual a estar todo el día viendo en tu Netflix las reposiciones de Terminator.

El cuerpo no es mudo. Somos nosotros los que estamos sordos.

Puedo estar viviendo una situación crítica en el trabajo, por ejemplo, en la que me toca hacer más horas porque mi compañero está de baja y tengo el doble de obligaciones y responsabilidad. La situación amenazante que me mantiene en estrés sería externa en ese caso. Mi cuerpo se tendría que adaptar a más horas de trabajo con más esfuerzo psicológico y físico.

Pero si lo que me preocupa es que no estoy a la altura de hacer esos trabajos, y tengo miedo porque quizás en un futuro puedan salir a la luz los errores en mi gestión, esa situación amenazante es interna. Es decir, se nutre de mis pensamientos que están imaginando situaciones futuras e hipotéticas, lo que es igual a estar todo el día viendo en tu Netflix las reposiciones de Terminator.

La biología, el cuerpo, habla pero nosotros estamos sordos. Estamos muy ocupados yendo de un sitio para otro culpando de nuestro dolor o malestar al jefe, al gobierno o a la mala suerte.

Escuchar el mensaje que envía el cuerpo es esencial para una vida saludable.

Tu naturaleza te avisa a través de un ligero dolor de cabeza, del cansancio o de insomnio puntual de que algo no funciona bien. Dice a través de esos síntomas que hay un asunto que resolver o gestionar de otra forma.

Cuando no haces caso, el cuerpo eleva el tono de voz. Es lo mismo que sucede cuando llamas a un niño y te ignora. Vuelves a llamarle subiendo la voz, te desgañitas, pero que consigues su atención.

Nuestra biología eleva su voz cuando ese dolor de cabeza se hace más intenso y continuado, el cansancio es cada vez mayor y la ansiedad sube como el precio de la gasolina.

¿Cuántos de esos síntomas están relacionados con la película mental que da vueltas y vueltas sin cesar en tu cabeza?

Una vez que sabes que cuerpo y mente están conectados tienes la capacidad de tomar la responsabilidad de tu vida. Conocer las claves esenciales de funcionamiento de la mente y del cuerpo es esencial.

Hasta ahora nadie te ha dicho que esa conexión cuerpo y mente se basa en una lógica biológica precisa y ancestral. Esta lógica biológica establece que cuando una situación supera nuestro límite superior tolerable de estrés hay un impacto simultáneo en la mente, en el cerebro y en el cuerpo.

Resumido de una forma sencilla: cuanto más estrés negativo, más malestar físico.

Para la biología no hay casualidades o equivocaciones. Si hay malestar físico es porque hay una situación que produce estrés emocional negativo.

Por lo que reducir el estrés negativo es la vía más conveniente para reducir el malestar físico.

En el libro Películas Mentales: libérate de los dramones que te montas y afectan a tu salud, te enseño las claves esenciales y de fácil aplicación para que termines con esos dramones de serie B que te alejan de los placeres de la vida.

Vas a aprender de forma amena y con ejercicios sencillos a poner fin a esos pensamientos que te atormentan, a reducir el estrés negativo, a gestionar tus sentimientos para que no te dominen a ti y a escuchar a tu cuerpo.

Así, habrás conectado cuerpo y mente para volver a disfrutar de los pequeños placeres de la vida.

¿Hay algo mejor?

Artículo escrito por María Pilar Sánchez

Puedes conseguir el libro AHORA, haciendo click en el siguiente enlace:

¿Quieres formarte con nosotros?

Encontrarás Todas las Actividades programadas en nuestra Agenda – Haz Click Aquí

No Comments

Post A Comment

X